24 febrero, 2012

Bizcocho Integral


Esta es una receta muy especial para mí, siempre que la hago, me acuerdo de mis veranos en Valjunco, y mi tía Menchu cocinando este bizcocho. No recuerdo otra merienda que me gustara tanto acompañado de un cola-cao, eso sí, a excepción del bocadillo de nocilla. Esta receta es la típica "del yogur", pero con permiso de mi tía  he cambiado algunos ingredientes.  En esta receta, como ya conoceréis, se usa la medida del yogur para todos los ingredientes. 
Dificultad



 Ingredientes:

  • 1 yogur natural o de sabores
  • 3 yogures de harina integral
  • 2 yogures de azúcar moreno
  • 1 yogur de aceite de oliva
  • 1 sobre de levadura (16gr aprox)
  • Ralladura y zumo de limón

Para el molde:
  • Un poco de margarina o aceite
  • Un poco de harina







Precalentamos el horno a unos 200º C sólo la parte de abajo.
En un bol empezamos echando, el yogur (yo lo escogí de sabor de limón), los 3 yogures de harina integral, tres huevos y empezamos a mezclarlo un poco con la batidora, añadimos a continuación los dos yogures de azúcar moreno y el yogur de aceite de oliva. Batimos muy bien para que no nos queden grumos en la mezcla.





Para dar un toque afrutado y cítrico a este bizcocho echamos ralladura de limón, pero yo también añado un poco menos de medio limón exprimido como en la foto. Esto le va a dar un toque muy particular y va a hacer que la masa quede un poco menos consistente y estará más esponjosina.






Ahora sólo nos queda añadir el sobre de levadura (este paso siempre se hará al final) y batimos bien la mezcla.




Otra cosa muy importante es engrasar el molde con margarina o con aceite, este paso es mejor hacerlo con los dedos para llegar bien a las esquinas del molde. Y luego lo enharinamos bien, esto hará que el bizcocho no se pegue.






                                                Vertemos la masa en el molde.




Mi trucu para este bizcocho es taparlo con papel de aluminio para que no se queme o dore demasiado la parte de arriba, que hará que el bizcocho no suba tanto y no quede muy esponjoso. Lo que hago es abombar el papel de aluminio para evitar que la masa toque el papel, ya que sino se pegaría. Y lo meto al horno durante unos 40 minutos (este tiempo puede variar mucho, dependiendo del horno y del molde), la mejor manera de saberlo es clavando un cuchillo, si éste sale limpio, el bizcocho estará listo. En este momento, apagamos el horno, quitamos el papel de aluminio y lo dejamos unos 10 minutos en el horno para que dore la parte de arriba y ya tenemos ¡Bizcochín caseru!                                              





Consejo: Aunque con un molde redondo o cuadrado el bizcocho quede con una mejor presentación, me gusta más el resultado con uno rectangular, así evitamos que se nos seque por los lados y quede sin hacer por el medio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...