22 marzo, 2012

Tarta de la abuela


Esta tarta la debe conocer casi toda mi familia. Fue la tarta por excelencia de todos mis cumpleaños (o casi todos) cuando era pequeña y las celebraciones las hacíamos en Somió (un barrio de Gijón) en casa de la abuela Luisa. Así que de madre a hija, pasa esta receta de repostería buenísima y que si la hacéis, triunfaréis fijo, incluso para esa gente que dice que no le gustan las tartas ¡prometido!

Dificultad



Ingredientes para el Mousse de chocolate:

  • Una tableta de chocolate para postres
  • 3 huevos
  • 125gr de mantequilla
  • Un bote de nata montada
  • Brandy o Coñac
Resto de ingredientes:
  • Galletas María (4 paquetes)
  • Leche
  • Brandy o Coñac



En una cazuela ponemos un poco agua y echamos el chocolate troceado poniéndolo a fuego lento a que se derrita, revolviendo cada poco para que no se nos pegue.


Mientras tanto y como podemos hacer dos cosas a la vez, separamos las claras de la yemas y batimos las claras a punto de nieve. Trucu: batimos las claras y cuando estén como en la foto (un poco espumosas), echamos una pizca de sal. Os garantizo que nos ayudará a que no nos duela el brazo o quemar la batidora. 






Cuando veamos que el chocolate se ha derretido añadimos los 125gr de mantequilla, esto hará que esta receta quede totalmente prohibida si estás a dieta 









Cuando esté derretida la mantequilla, lo retiramos del fuego, porque no queremos que hierva. Echamos las yemas que habíamos separado y revolvemos bien y rápido para que no cuajen y se mezclen bien con el chocolate. A continuación añadimos un chorrín de coñac, aproximadamente un chupito de 25ml.


Ahora le toca el turno a la nata montada que echaremos todo el bote (200gr), esto endulzará el chocolate y lo haremos más claro, tipo chocolate con leche y por supuesto le dará otra consistencia.


El último paso para el mousse, es las claras que previamente las habremos batido a punto de nieve y que no habremos dejamos que se nos bajen. Para mezclarlas con el chocolate debemos coger una lengua de gato o en su defecto una espátula de madera y hacer giros de arriba abajo. ¡Y ya tenemos el mousse listo!





Ahora pasamos a montar la tarta. Tenemos que templar un poco de leche en el microondas con unas gotinas de brandy.









Y lo que tenemos que hacer es remojar las galletas en la leche, sin que se nos rompan o se nos pongan "blandurrias". Y construimos una base de galletas, procurando no dejar ningún hueco sin galleta.





Ahora ponemos una capa muy fina del mousse de chocolate. Y volvemos a poner galletas encima remojadas. Lo que pretendemos es ir haciendo pisos de galletas y mousse.








Este será el patrón de construcción que debemos seguir en cuanto a los pisos de galletas.










Cuando lleguemos a la última capa de galletas, lo que vamos a hacer es echar también una fina capa de chocolate y metemos la tarta a la nevera para que endurezca un poco la capa de arriba.


No hace falta que pase mucho tiempo en la nevera, unos 15 minutos y la sacamos. Y volvemos a echar otra capa de chocolate final. Esto lo haremos para que el mousse quede arriba y no se filtre hacia abajo y quede la tarta con demasiado chocolate. Ahora solo queda decorarla como deseemos.




Este trozo de tarta no pertenece a la tarta de arriba, que prescindí de hacerla más grande para hacer una mini tarta para comerla nosotros en casa. Así os hacéis una idea de como queda por dentro las capas de galleta y chocolate.









Curiosidad: Aquí en Inglaterra es tradición pedir un deseo cuando se corta la tarta y no cuando se soplan las velas, ¡qué retorcidos! 




1 comentario:

  1. Jo Patri yes una Joyina... me tienes asustada... esta la he de probar...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...