27 junio, 2012

Crema Catalana



Aunque este postre no es de los llamativos en cuanto a presentación, sí que está riquísimo. Además no lleva mucho tiempo, con lo que se puede hacer en cualquier momento sin necesidad de reservar una tarde para cocinar. Por supuesto he cambiado algunos de los ingredientes de la receta original.

Dificultad





Ingredientes:
  • 500ml de leche de soja
  • 3 yemas de huevos (free range)
  • Piel de medio limón
  • Esencia de Vainilla
  • Canela en rama (media)
  • 15 gramos de harina integral
  • 80 gramos de azúcar moreno





Lo primero es tamizar la harina integral para obtener los 15 gramos. Con esto vamos a evitar que en el postre aparezcan pizcas del salvado del trigo, que esta vez no nos hace falta. ¿Por qué no utilizamos harina blanca directamente? Pues porque al estar refinada, esta harina no tiene ningún nutriente que tu cuerpo pueda aprovechar, sin embargo si tamizamos la integral, los nutrientes quedan intactos y sólo quitamos el salvado.





No sé si podréis apreciar la diferencia de color de la harina integral tamizada y la harina blanca, pero la de arriba que es un poco más oscura es la integral.








El siguiente paso es poner en una cazuela la leche, una cucharadina de esencia de vainilla, la piel de medio limón y la mitad de una rama de canela. Y lo ponemos a fuego medio a calentar pero sin dejar que hierva.


En un bol grande, ponemos los 80 gramos de azúcar moreno y las yemas de huevo y batimos bien hasta formar una crema.


A continuación echamos la harina integral tamizada y batimos bien para que se integre.







Cuando veamos que la leche está a punto de romper a hervir, lo quitamos del fuego y lo colamos en una jarra.











Y vamos a incorporarla poco a poco al bol donde tenemos la crema (de azúcar, harina y yema de huevo) y batimos muy bien.








Y la mezcla anterior, la ponemos en la cazuela a fuego lento revolviendo constantemente para que no se nos pegue.


Y lo calentaremos hasta que la mezcla se espese, no importa que nos hierva un poco, siempre y cuando lo revolvamos bien.


En el momento que haya engordado, que será unos 10 minutos al fuego aproximadamente, se retira y se pone en pequeños boles a enfriar (siempre engordará un poco más) y cuando estén fríos, se refrigeran. Yo aconsejo dejarlos unas dos o tres horas en la nevera antes de comerlos. ¡Un postre muy fácil y muy sabroso!




3 comentarios:

  1. rico, rico... supongo q te habra dicho Diego que recivi tu paquete sorpresa !! estoy deseando publiques el macerado de calendula y el balsamo... las sales ya estan en sus bolsitas... Yes la mejor !! besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Sí ya me lo dijo!!! me alegro de que te guste. Publicaré muy pronto el macerado. Un besín!!!

      Eliminar
  2. Pues yo puedo corroborar lo ricas que están y las frambuesas le dan un toque muuuu rico, :) ñam ñam

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...