14 julio, 2012

Aceites Macerados (Oleatos)



Os voy a enseñar el proceso para conseguir nosotros mismos, en casa, de una forma fácil y muy económica a hacer aceites con unas propiedades únicas.
El proceso que voy a seguir es la maceración en frío, que posteriormente os explicaré en qué consiste.
Os voy a enseñar a hacer Aceite de Romero, que a parte de tener las propiedades del aceite base que utilicemos, tiene propiedades humectantes, relajantes, antienvejecimiento, antiinflamatorias y efectos antibióticos y antisépticos entre otros. Y también Aceite de Caléndula que es hidratante, da elasticidad a la piel, mejora la circulación de la misma, es cicatrizante y desintoxicante y además es especial para pieles sensibles, delicadas y secas, incluida la piel de los niños.
Pero sólo abriendo el mueble de la cocina de las especias, podemos fabricarnos cualquier tipo de aceite que se nos adapte mejor según nuestras necesidades, como por ejemplo el Aceite de Tomillo si tienes la piel con acné y granitos, o el Aceite de Orégano que es uno de los aceites con más poder antibióticos de todos, Aceite de Camomila (manzanilla), Aceite de Té verde...

Dificultad






Ingredientes:
  • Aceite base, los más comunes son:
    • Aceite de Oliva
    • Aceite de Girasol (virgen no refinado)
    • Aceite de Almendras dulces
  •  Flores y hierbas secas.



Prefiero utilizar flores y hierbas secas para evitar la fermentación, así ahorraremos echar a perder el aceite.
Y el proceso es muy fácil: cogemos tarros de cristal bien lavados y desinfectados, lo ideal es llenarlos unas 3/4 partes con flores y hojas.
Por si queréis cantidades, utilicé unos 30 gramos de romero seco y unos 6 gramos de pétalos de Caléndula.


Y luego lo único que queda es llenarlo con el aceite escogido y cubrir perfectamente todas las flores/hierbas sin que quede ninguna sin bañar. Yo en esta ocasión he escogido el aceite de almendras para los dos. Utilicé unos 200ml para cada tarro aproximadamente. Si no los vais a consumir en un periodo corto de tiempo, yo recomiendo macerarlos en aceite de oliva, porque al ser más rico en Vitamina E, ayudará a que se conserven durante más tiempo.


 Como os dije al principio de esta entrada voy a utilizar el proceso de macerado en frío, que no es más que dejarlos durante un ciclo lunar, protegidos de la luz y los cambios de temperatura bruscos. ¿Por qué utilizo este método? Pues porque a diferencia del método de macerado en calor (que es dejarlo unas cuantas horas al día en contacto directo con los rayos del sol), éste no dañará las plantas más delicadas, como por ejemplo la caléndula, ya que a altas temperaturas pueden sufrir modificaciones y pérdidas de propiedades y también pueden agriarse con más facilidad. Así que para mí, es el método más seguro y fiable.
Lo único, es acordarnos cada pocos días de darles un meneo (no agitando) para que se mezcle bien y vaya soltando sustancia.

Pasados 28 días de impaciencia.....

¡Ya tenemos nuestro aceites listos! Y aunque en un primer momento nos parezca que los aceites están exactamente igual que los dejamos, comprobaréis que al colarlos, ha cambiado de color el aceite (se apreciará menos el cambio con el aceite de oliva, debido a que ya posee un tono verdoso de por sí).


Para colarlos, nos ayudaremos de una cuchara ya que habrá que exprimir al máximo los pétalos y hierbas para aprovechar todo el aceite que han ido chupando. Si tenemos más de un aceite macerado como yo, limpiaremos muy bien el colador y el recipiente antes de colar el siguiente aceite.

Mirar que colores hemos conseguido en los aceites. El de caléndula ha cogido un tono entre amarillo y naranja muy bonito y el de romero un color verdoso parecido al de oliva y ¡qué bien huelen!



Para almacenarlos sería conveniente en un bote ámbar u opaco, ya que estos aceites son muy frágiles a la luz, pero si no tenéis disponibles ninguno, lo que haremos será envolver el bote con papel de aluminio, así evitaremos que los aceites se enrancien. He envuelto el bote del aceite de romero en papel albal y para que no se vea tan feo lo envolví de nuevo con un papel de regalo.
También recomiendo etiquetar los productos que hagamos, con su nombre, el aceite con el que lo maceramos y lo más importante, la fecha de envasado.

CADUCIDAD: En condiciones normales y con un correcto envase, nos llegará a durar tranquilamente unos 6 meses perfectamente. Pero si vemos que el aceite ha cambiado de color, de olor o tiene espuma, el aceite se ha puesto malo y lo tiraremos con toda nuestra pena.

DIFERENTES USOS: Podremos utilizar estos aceites para hidratarnos la piel, según salgamos de la ducha con el cuerpo todavía húmedo, para hacer Jabón Líquido Casero, Desmaquillante de ojos bifásico, para hacer nuestras cremas caseras y muchas recetas más. Así que ¡A macerar!


14 comentarios:

  1. a que te refieres con fecha de envasado?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas! Me refiero a la fecha en la que finalizaste la maceración y lo has puesto en su recipiente final. Así sabes cuanto tiempo tiene tu aceite con solo mirar la etiqueta :D

      Eliminar
  2. Excelente y completa explicación. La mejor que he leído.

    ResponderEliminar
  3. hola.. Estoy haciendo varios macerados y me he quedado corta de aceite de oliva, podria usar aceite de maiz q tengo a la mano..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes usar cualquier aceite que no este refinado y sea virgen o de primera presion en frio. Espero que te sirva!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Los aceites esenciales son aceites muy concentrados que no llevan mezclas de aceites y asi consigues el aroma y propiedades de la planta. Los macerados es una combinacion de aceite base virgen con otra planta para infusionar sus propiedades. Estos aceites tienen muy poco olor pero son muy buenos para hacer cremas o utilizar tal cual. Espero haberme explicado bien ;)

      Eliminar
  5. Muy bien...yo quiero hacer jabones caseros,y con tu explicacion creo que lo tengo mas claro.Supongo que se pueden dejar mas tiempo macerando,y luego usarlos para hacer losjabones...estoy experimentando aun.Gracias

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! excelente y completa explicación. Sabrías decirme cual es la diferencia en uso de estos oleatos y el uso q se le da a los aceites esenciales obtenidos x destilación... me sacarías de una gran duda... ojalá puedas responderme, desde ya gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola :) me gusto mucho la pagina.. Yo pronto quiero hacer oleatos pero queria saber si estos se pueden emplear en los alimentos o tomar por ejemplo para las personas que sufran de dolencias estomacales o digestivas? .. Seria genial si me pudieran responder 😉 gracias ❤

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani, gracias por pasarte por mis mundos! Los oleatos se pueden consumir siempre y cuando utilices aceites y plantas que se puedan ingerir, como por ejemplo el aceite de oliva y el romero. Espero que te haya servido de ayuda 😉

      Eliminar
  8. Y q tal si usamos un aceite de lino como base?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...