03 noviembre, 2012

Bizcocho de Colores



Esta receta tiene la misma base que el Bizcocho Integral, pero le introduzco unos cambios que lo harán más sabroso y colorido.

Dificultad

 
¡faltan los huevos! jeje

Ingredientes:
  • 1 yogur
  • 3 yogures de harina integral
  • 2 yogures de azúcar moreno
  • 1 yogur de aceite oliva o girasol
  • 1 sobre de levadura
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de cacao puro
  • 1 plátano
  • 1/2 taza de arándanos




En un recipiente ponemos el yogur elegido, puede ser natural o de frutas. Añadimos 3 medidas de yogur de harina integral y 3 huevos. Podéis ir batiendo o mezclarlo todo al final.


Medimos 2 vasos de azúcar moreno y uno de aceite de oliva o girasol, dependiendo de los gustos.


 Una vez lo hayamos mezclado todo con la ayuda de la batidora, echamos un sobre de levadura. Hay quien lo suele mezclar primero con la harina, pero por mi experiencia en bizcochos, el orden de los factores no altera el producto final jaja.


 Ahora es cuando introducimos los pequeños añadidos en la receta.
En otro recipiente, separamos más o menos la mitad de la masa y en una parte echamos una cucharada bien grande de cacao puro (no nesquick o cola-cao por favor!), para obtener una parte coloreada.


 El siguiente paso, será pelar y cortar el plátano en trozos pequeños, lavar los arándanos y rebozar ambas frutas en harina (para esto uso harina blanca).


Y echamos las frutas en las masas, yo puse el plátano en la masa con cacao y los arándanos en la masa normal.Y ya tenemos las masas listas.


Ahora nos queda precalentar el horno a unos 185ºC solo por abajo y engrasar y cubrir de harina el molde. En este caso uso el redondo porque el rectangular es más pequeño.


Podéis distribuir la masa como más os guste, yo os doy esta idea. Es un juego de mitades. Echando las dos masas al molde a la vez desde lados opuestos conseguimos hacer mitad y mitad de masa como se ve en la primera foto, podéis echar toda la masa de esta forma o reservar parte para hacer de nuevo lo mismo pero al revés, es decir intercambiando las masas como se ve en la foto de la derecha.


Por último y para que suba el bizcocho sin quemarse, yo lo tapo con papel de aluminio (dándole forma ovalada para que no choque con la masa), destapándolo cuando queden 5 minutos para que el bizcocho esté listo, tiempo más que de sobra para que se dore por arriba.


Pasados unos 40 minutos aproximadamente, ya tendremos el bizcocho listo! Podéis emplear el truco del cuchillo par saber si está listo.


Ahora toca hacer cafetín o un té para acompañar este riquíiiisimo bizcocho.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...