14 diciembre, 2012

Panettone



Como la Navidad está a la vuelta de la esquina, he decidido hacer uno de los dulces navideños que más me gustan; el Panettone. Originario de Italia, es una mezcla entre pan y bizcocho con un sabor muy afrutado y no demasiado dulce, cosa que en turrones y mazapanes tenemos en exceso. Esta receta la aprendí de una cocinera italiana afincada en EEUU, que tiene un canal en internet. He querido hacer su receta, "la original" así que prepararos que esta receta nos llevará toooooodo el día.

Dificultad



 Ingredientes:
  • 420gr Harina blanca para la masa + extra para amasado.
  • 100gr de azúcar
  • 200gr de frutas confitadas
  • 3 huevos
  • 10gr de levadura seca (7gr levadura fresca)
  • 75gr de mantequilla (temperatura ambiente)
  • 60ml de leche
  • 60ml de agua
  • 1 cucharadina de sal
  • 1/2 cucharada de esencial de vainilla
  • ralladura de naranja y limón
Comenzaremos haciendo la "masa madre", lo primero que haremos será hidratar la levadura seca, para ello colocamos en un bol la leche y el agua que estarán tibias, una cucharadina de azúcar para alimentar el fermento y los 10gr de levadura, revolvemos para que deshagan los grumos y lo dejamos 10 minutos hasta que salga espuma y se vuelva denso (ver última foto). Si usáis levadura fresca no hace falta hidratarla, así que se pasa directamente al segundo paso.



A continuación (2º paso) echamos 3 cucharadas de harina (de los 420gr), una cucharada de azúcar (de los 100gr) y formamos una papilla. Esta es nuestra "masa madre", la cual taparemos y dejaremos reposar hasta que doble su volumen, que serán unos 20-30 minutos (si lo ponéis cerca de una fuente de calor tardará menos)



Ahora procederemos a hacer la masa del Panettone. En un bol grande ponemos los 3 huevos, el azúcar, media cucharada de esencia de vainilla, ralladura de una naranja y un limón y mezclamos muy bien con la ayuda de unas varillas. Echamos la "masa madre" y revolvemos de nuevo.



Seguidamente echamos el resto de harina poco a poco y revolviendo todo el tiempo para que se integre bien en la masa.


Una vez que ya tengamos la harina integrada, pasamos a echar los 75gr de mantequilla derretida y con la ayuda de nuestras hermosas y bien limpias manitas, amasamos para que la mantequilla se integre.


Sabremos que la masa está lista cuando se empiece a pegar a nuestras manos.


Es hora de echar las frutas confitadas que más nos gusten, yo escogí albaricoque y arándanos.


Cuando tengamos bien repartidas todas las frutas, ponemos harina en la encimera y echamos la bola de masa, añadimos otra cucharada de harina por encima y lo que haremos será envolver la masa para que no esté super pegañosa, pero NO amasaremos. Le damos un par  de vueltas y los dejamos de nuevo en el bol engrasado. Pintamos la superficie de la masa para que no quede una corteza dura. Lo tapamos con film y lo dejamos reposar durante 2 horas mínimo.


A las 2 horas habrá doblado su volumen.


Repetimos la misma acción anterior, ponemos harina en la encimera, echamos la masa y más harina por encima, le damos dos vueltas sin amasado y lo ponemos en el molde previamente engrasado y con unas paredes de papel vegetal. Hacemos una cruz en el centro de la masa y engrasamos. Lo tapamos como buenamente podamos y lo dejamos reposar, esta vez durante unas 3 horas a poder ser.



Pasadas las 3 horas tendrá este aspecto.


Precalentamos el horno a 185ºC yo solo lo pongo por abajo y tapo los primeros 25 minutos aproximadamente la parte de arriba con papel de aluminio para ayudar a que el Panettone suba bien. Cuando lleve unos 25 minutos más o menos quitamos el papel de aluminio y lo dejamos por otros 15 ó 20 minutos hasta que se haga del todo. Para saber si está hecho insertamos un cuchillo en la cruz que hicimos y si sale completamente limpio ¡ya tenemos el Panettone listo! Lo dejamos reposar unos 20 minutos (sí lo sé, otra vez más...) ¡Y a comer!







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...