24 marzo, 2013

Bagels Caseros



Para aquellos que me conozcan saben que mi comida favorita del día es, sin lugar alguna, el desayuno, y ni qué decir si tengo a mano Bagels, que ya empiezo el día de muy buen humor.  Los descubrí en Canadá hará ya unos 4 años y aquí en Inglaterra los venden en todos los lados, pero en España no se encuentran en ningún lado, así que aquí os traigo la receta para aquellos amantes de los Bagels que vivís en España. Eso sí con mi toque especial. Para los que no lo conozcan, los Bagels son un pan dulce y muy aromático con forma de donut.

Dificultad




Ingredientes para 6 bagels:
  • 150gr de harina de trigo de fuerza.
  • 150gr de harina integral de trigo de fuerza
  • 200ml de agua templada
  • 1/2 cucharada de levadura seca (no Royal) o levadura fresca
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharadina de sal
  • 1 cucharadina de esencia de vainilla
  • 1 cucharadina de canela en polvo
  • 1 cucharadina de semilla de amapola (opcional)

El primer paso, como toda receta de pan, es activar (hidratar) la levadura, ponemos 200ml de agua templada, 1/2 cucharada de azúcar moreno y 1/2 cucharada de levadura y esperamos a que saque espuma. Si utilizáis levadura fresca tendréis que usar más o menos el doble de cantidad y este paso no haría falta.


Mientras esperamos que la levadura se active, empezamos a mezclar los ingredientes secos. Comenzamos con los dos tipos de harina y seguimos con; 1 cucharadina de sal, 1/2 de azúcar, 1 cucharadina de semillas de amapola (vale también de sésamo en su defecto), y otra de canela en polvo.



Cuando la levadura esté lista, la echamos en el centro del bol de harina y añadimos 1 cucharadina de esencia de vainilla.




Y mezclamos hasta formar una bola de masa y la volcamos a la encimera echando más harina si hace falta, para el amasado.



Amasaremos durante 10 minutos hasta que obtengamos una masa elástica, húmeda y un poco pegajosa.


Hacemos una bola y la ponemos en el bol con aceite de oliva y lo tapamos con film y lo dejamos al menos 1 hora o hasta que doble su volumen.


Cuando se haya elevado la masa, la ponemos de nuevo en la encimera y la cortamos por la mitad y cada mitad en 3 trozos.


Para darle forma a los Bagels lo que haremos será pinzar las "esquinas" hacia abajo hasta logra una bolita (sin echar más harina ya que queremos que se peguen bien las esquinas).



Cuando tengamos la bolita, insertamos el dedo pulgar en el medio para hacerle su agujero y lo estiramos un poco. Haremos lo mismo con el resto de masa.


Los ponemos sobre una bandeja con papel vegetal, lo tapamos con un rodillo de cocina y lo dejamos reposar 10 minutos. Pasados 10 minutos, ponemos una cazuela con agua hirviendo y los ponemos a cocer de dos en dos (que tengan espacio para cocerse bien), alrededor de 2-3 minutos por el primer lado y 1-2 por el segundo. Veremos como aumentan su volumen rápidamente.


Una vez cocidos, los sacamos a un plato con papel de cocina, para que recudan bien y los devolvemos a la bandeja de horno y los pintamos con un poco de aceite de oliva. En este punto, tendremos el horno precalentado a 200ºC.


Metemos los bagels durante unos 20 minutos o hasta que estén doradinos. Los sacamos de horno y con cuidado de no chamuscarnos los dedos, los dejamos enfriar en una rejilla de horno.


 ¡Y ya tenemos listos nuestros Bagels caseros!. Aunque parezca trabajoso, sólo es cuestión de práctica y realmente en 2 - 2.5 horas los tenemos listos para comer. Recomiendo que pasado un día se conserven en el congelador, para ello, los partiremos previamente a la mitad, así cada mañana sólo tendremos que sacarlos del congelador y directos al tostador. ¡buenísimos!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...