22 junio, 2013

Falafel


Hoy os traigo mi receta de falafel, digo mi receta porque los ingredientes y las cantidades las he adaptado a mis gustos, aunque no dudo en variar alguno, dependiendo de lo que tenga por casa. Para quien no sepa lo que es el falafel, yo se lo resumo muy rápidamente: croqueta de garbanzos especiada.
Así que para aquellos que les hacen ascos a los cocidos de garbanzos, aquí les traigo una forma diferente de comer esta legumbre.

Dificultad
 


Ingredientes 10 bolitas:
¡¡¡¡se me olvidó el comino para la foto!!!!
  • Un vaso de garbanzos remojados
  • Un puñado de espinacas
  • Una cebolla pequeña
  • 1 ó 2 cabezas de ajo
  • Comino
  • Cilantro
  • Gengibre en polvo (opcional)
  • Sal y pimienta






La característica principal de este plato es que los garbanzos estén remojados y no cocidos, así que no valen los de lata!. Por otro lado el utensilio principal será la batidora/picadora. Con esto dicho empezamos la receta. Ponemos los garbanzos en la picadora (si tenéis una buena batidora lo podéis hacer directamente con ella, a mí se me calienta demasiado el motor...) hasta que estén finamente picados y lo pasamos para un bol grande.


Ponemos en la picadora, la cebolla en cuartos, una cucharadina de cilantro, comino y gengibre y picamos todo junto. Lo pasamos para el bol donde están los garbanzos y echamos un puñadín de espinacas (yo las tenía picadas previamente, pero no hace falta), salpimentamos la mezcla y removemos bien todo.


Ahora es cuando cambio el cabezal al formato batidora, para que quede un poco "papilla" y se puedan hacer bolitas. Aunque parezca mucho trabajo, esto me ha llevado 10 minutos.


Y ahora cogemos un puñado de la mezcla y hacemos bolitas y las aplastamos un poco para que frían mejor. Para hacer estas bolitas no hay que rodarlas por las manos como las croquetas, simplemente darle forma apretando con las dos manos.


Una vez echas las bolitas las vamos friendo en abundante aceite bien caliente. Procurar no darles la vuelta hasta que no veamos que se han hecho bien, si no, se nos desmigarán.


Cuando las saquemos las pondremos un un plato con un papel absorbente, para que chupe el exceso de grasa, pero ya veréis que aunque las hemos freído no cogen mucho aceite. ¡Y listo! Las suelo acompañar con alguna salsa suave y una ensalada. ¡qué aproveche!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...