10 septiembre, 2013

Rolling Pizza


Todas las semanas hay un día que se cena pizza en mi casa, suele coincidir con el final de semana, para acabar con las verduras que tenemos por casa.
Esta es una nueva forma de comer pizza, mucho más entretenida y muy fácil si se tiene ya preparada la masa de pizza por antelación. ¡¡¡Una idea magnífica para congelar pizza y que no te ocupe medio congelador!!!


Dificultad



 
Ingredientes:







El primer paso será coger un rodillo de cocina y estirar la masa de pizza, echando bastante harina para que no se nos pegue ni a la encimera ni al rodillo. La estiraremos lo necesario para dejarla fina, pero no tan fina que se rompa al enrollar y la haremos con forma rectangular, no os preocupéis si no sale perfecta.




Una vez tengamos la masa estirada lo que haremos será poner la salsa de tomate. Eso sí, no os vengáis arriba echando tomate o si no se desparramará toda al enrollar.



Seguimos con el jamón york.


Luego echamos el queso, yo suelo poner trocinos y rallo un poco por encima, no hay pizza sin queso!


Y para darle un toque muy rico y sano, echo espinacas frescas.


Por último sólo queda echar especias al gusto y empezar a enrollar. Tenéis dos opciones, o enrollarla a lo largo, como hago yo, o a lo ancho, pero habiendo probado las dos formas, me quedo con la primera opción.


Cuando acabemos de enrollarlo echamos harina para poder cortarlo y que no se nos pegue al cuchillo.


Lo ponemos en una bandeja con papel vegetal y lo metemos al horno a unos 210ºC por arriba y abajo hasta que doren, que tomará alrededor de unos 20 minutos.


¡Y taráaaa!


Lo mejor es que cada vez que hago estos rollitos, nos da para un par de cenas. Los que sobran (que no se hayan cocinado claro..), son perfectamente congelables, eso sí hay que sacarlos un poco antes del congelador antes de meterlos en el horno.
¡Espero que lo probéis y me contéis los resultados!


Receta original: Food & Whine


2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...