05 octubre, 2013

Tiramisú Cupcakes


Me encontraba el otro día en casa con ganas de experimentar, tenía mascarpone en la nevera, así que me decidí a hacer tiramisú, pero como no tenía el otro ingrediente imprescindible, los bizcochos de soletilla, pues me decidí a hacer estas magdalenas y están cien veces más buenas al llevar el bizcocho casero, de muerte!

Dificultad





Ingredientes 6 cupcakes:
  •  1/2 taza de harina integral o normal
  • 1/2 cucharada de levadura
  • 1 huevo
  • 1/3 taza de azúcar para el bizcocho, y dos cucharadas para el frosting
  • 250gr de mascarpone
  • Ralladura de medio limón
  • Un poco menos de 1/4 taza de aceite de girasol
  • Una taza de café fuerte
  • Esencia de vainilla
  • Un poco de leche
  • Cacao en polvo
  • Un chorrín de Brandy

Primeramente medimos el azúcar (1/3 de taza) y lo ponemos en un bol, para el bizcocho uso azúcar muscovado que es un azúcar moreno con un sabor tostado fuerte, perfecto para combinar con el café. Al ser éste duro y pegajoso lo que haremos será disolverlo con un poco de café templado, lo que nos aportará un extra de sabor.


En otro bol aparte batimos un huevo y lo juntamos con la mezcla de café azucarado.


Una vez bien mezclado, echamos una cucharada de cacao en polvo.


Añadimos un poco menos de 1/4 de taza de aceite de girasol (equivalente a unas tres cucharadas).


Para añadirle un toque cítrico le echo media ralladura de limón.


Añadimos la harina y la levadura a la mezcla.


Hasta obtener una masa de la consistencia de un bizcocho.


Preparamos los moldes de las cupcakes y los rellenamos con 3/4 de mezcla cada uno, lo metemos al horno precalentado a 190ºC.


Tardarán entre unos 15-20 minutos o hasta que insertemos un palillo y salga limpio.


Mientras las dejamos templar, vamos haciendo el frosting, sólo será mezclar el mascarpone con dos cucharadas de azúcar moreno normal hasta conseguir la consistencia de un queso de untar.



Cuando las magdalenas hayan enfriado un poco, cogemos un palillo y les hacemos unos agujeros principalmente por el medio sin llegar hasta el fondo.


Con el café restante, ya frío le echamos un chorrín de brandy o coñac para darle un poco de alegría al tema y vertemos un poco en cada magdalena, para hacer el efecto de bizcocho remojado. Consejo; si lo hacéis por primera vez, hacerlo con una cuchara no se os vaya a ir la mano!!! Con un par de cucharadas por magdalena es suficiente.


El último paso será, con la ayuda de una manga pastelera o bolsa de congelado, decoramos las magdalenas con el frosting de mascarpone y como toque final espolvoreamos cacao por encima de cada una.



Recomiendo dejarlo en la nevera por lo menos una antes de hincarle el diente. Si os gusta el Tiramisú, os sorprenderán muy gratamente estas cupcakes, ¡prometido!


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...